Bailando en la cornisa

En este caso, debes imaginar que te estuve esperando siempre.
Las virtudes de las vida son esas, creerse el mundo como lo imaginamos siendo que no descubrimos nada importante decisivo y sublime como para decir conocemos qué es la vida.
Tenemos todo el rato para pensar tantas sandeces, pero, pregúntate qué es y para qué estás acá.
Bailando en la cornisa de un edificio tratando de no caer.
El ambiente es desencadenante para la destrucción de las almas, niebla, frío y no sabemos quién está con nosotros para afirmarnos y no caer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Expresa Analiza Construye