Así es

Ahí estaba yo. Esperando sentirme como lo hiciste varias lunas. De amarte por tus palabras, de enamorarte de tus anhelos, de contemplar el protector de mis lágrimas, abrazando fuerte mis tristezas y mi nulo deseo de crecer. Ahí estabas tú y yo te había encontrado. Seguro?, pregunté, ahí estabas tú prometiendo ser mi amigo, satisfaciendo cada segundo mi esperanza. Ahí estabas tú sin fallarle a mis ojos. No sé si te puse a prueba, pero, ahora justo cuando ya quería vivir, me cobras lo que nunca supe hacer, permitiéndote olvidar tu esencia. La vida rememora mis grandes miedos, amarte y no querer seguir, no sé cómo hacerle para recuperar esa protección de tu corazón.

1 comentario:

  1. En ocasiones no hay formas de recuperar lo que hemos perdido. Pero el camino es largo y siempre hacia adelante, vendrán nuevas casas en las que cobijarse.

    Salud!

    ResponderEliminar

Expresa Analiza Construye